Seguro que el rock te suena

12 / 07 / 2019 Lo más visto

Con motivo del Día Mundial del Rock, repasamos la relación que algunas estrellas del rock han tenido con las compañías aseguradoras para manejar sus fortunas, proteger sus instrumentos e incluso partes de su cuerpo.

«Contrata un seguro para mí» (‘Take Out Some Insurance, baby’), cantaba el músico de blues Jimmy Reed hace ahora 60 años en una canción que popularizaron años más tarde The Beatles y Tony Sheridan.

El seguro al que se refería Jimmy Reed pretendía cubrir en sentido figurado los daños que ocasiona un amor no del todo correspondido, pero hay otro tipo de adversidades en la azarosa vida de un músico de rock de las que conviene protegerse.

Con motivo del Día Mundial del Rock, que se celebra el 13 de julio, en Seguros RGA recopilamos algunas curiosas anécdotas de bandas y músicos que han jugado un papel fundamental en la escena musical y que en algún momento de sus vidas recurrieron a compañías aseguradoras para poner a salvo —en el mejor de los casos— su fortuna monetaria y artística, sus preciados instrumentos e incluso partes del cuerpo que consideraron fundamentales para su actividad profesional.

Es de sobra conocido que las estrellas de rock han estado siempre rodeadas de historias y leyendas que ponen al descubierto sus excentricidades; pasiones, excesos o lujos llevados al extremo que atendían a una forma de vida inspirada en la frase «Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver». Pero por mucho que nadaran a contracorriente, cuando tuvieron oportunidad de gestionar grandes fortunas, no dudaron en contratar seguros de vida.

Precisamente, The Beatles fueron también pioneros a la hora de proteger su obra y firmar pólizas de seguro que hoy se exhiben como piezas de coleccionismo, una práctica que ya se ha hecho habitual entre músicos con una trayectoria exitosa.

Seguros para las estrellas del rock

Hoy incluso ha dejado de ser raro, aunque pueda parecerlo, que artistas de fama mundial aseguren partes de sus cuerpos. En la escena musical son varios los ejemplos de famosos que desembolsan importantes cantidades de dinero en pólizas de seguro:

  • Madonna protegió su pecho por dos millones de dólares y sus cuerdas vocales por otros cuatro
  • Bruce Springsteen hizo lo propio con sus cuerdas vocales que tasaron en 5 millones
  • A Tina Turner le blindaron sus piernas en tres millones de dólares

Más estrambóticos son los casos del cantante Tom Jones, del que se dice que puso a salvo los pelos de su pecho para preservar una mal entendida masculinidad, o el no menos estrafalario Gene Simmons, líder de Kiss, quien atesora una larga lengua tasada en un millón de euros.

Luego están los casos de robos de instrumentos musicales en los que se han visto envueltos las estrellas del rock, como las ocho guitarras que le fueron sustraídas a Keith Richards, de Los Rolling Stones, durante la grabación de su disco ‘Exile on main St’; o la acústica recientemente subastada que John Lennon usó para grabar ‘Love me do’. Sin duda, pérdidas de un valor sentimental incalculable que han llevado a los músicos, inclusive los que nunca tocarán el cielo pero corren los mismos riesgos en sus giras, a suscribir pólizas para proteger sus herramientas de trabajo.

La contratación de un seguro es, en cualquier caso, la mejor inversión cuando se dedica buena parte del esfuerzo a la música. No es quizá en lo que está pensando un músico cuando forma una banda, pero sí resulta imprescindible cuando se somete el instrumento al trasiego habitual de los ensayos, giras y conciertos.

El accidente que dio nombre a Siniestro Total

día mundial del rock siniestro total foto gaudi ramone

El grupo gallego Siniestro Total. Foto: Gaudí Ramone

Los propios organizadores de festivales de música que proliferan en verano y en otras épocas del año contratan seguros que cubren cualquier tipo de contingencia, incluida el de la cancelación de los conciertos o los seguros médicos de los músicos que se contratan.

Uno de los habituales en los carteles de los festivales es precisamente el grupo gallego Siniestro Total, un nombre que adoptaron después de que la aseguradora declarara en dicho estado de ruina el vehículo en el que viajaban tras un accidente. Un percance que superaron con mucho humor y que inmortalizaron en uno de sus temas más coreados: ‘Somos Siniestro Total’. Un canto a la vida y a la resurrección.

Fotografías de Siniestro Total: Gaudi Ramone

Deja un comentario

Información sobre Protección de Datos:

Responsable: Rural Grupo Asegurador, AIE (en adelante RGA).

DPO: dpo_rga@rgaseguros.com

Finalidad: la publicación de los comentarios realizados en el Blog de RGA. Los datos personales de las personas inscritas en el blog se mantendrán en el sistema de forma indefinida en tanto el interesado no solicite su supresión.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: no se cederán datos a tercero salvo obligación legal.

Derechos: como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose a Seguros RGA, con domicilio social en C/Basauri, 14 (28023) Madrid, o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@segurosrga.es, especificando el correo electrónico que utilizó para la publicación del comentario en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.