La Camperona, un ascenso ‘salvaje’ en La Vuelta

Tres kilómetros de infarto pondrán el broche de oro al recorrido de la octava etapa de la Vuelta, que ofrece un contraste entre los lugares medievales de Villalpando y los paisajes mineros del Valle de Sabero.

valle de sabero, final de la octava etapa de la vuelta

Valle de Sabero, final de la octava etapa de la Vuelta.

Un final de sorpresas. Es lo que augura la octava etapa de La Vuelta a España que vuelve al alto leonés de La Camperona (ya lo hizo en 2014) para ofrecer, en apenas tres kilómetros de subida infernal, la oportunidad de descubrir este paraíso casi desconocido que sirve de entrada a los Picos de Europa. Esta ascensión, que parte bastante más tranquila desde Villalpando, acabará seguro con un ascenso de infarto en el Valle de Sabero, donde los ciclistas tendrán que medir sus fuerzas para no terminar descolgados.

Sobre ruedas habrá poco tiempo para disfrutar de los encantos de estas tierras, pero para los afortunados turistas y seguidores del evento deportivo del verano por antonomasia, la octava etapa de La Vuelta será una ocasión ideal para encontrar el contraste entre los monumentos y las muchas iglesias de la ciudad zamorana y un valle de gran tradición minera y que cuenta además con una gran oferta de ocio deportiva.

Villalpando, ¿la ciudad perdida de Intercatia?

Algunos autores defienden que Villalpando es la antigua ciudad perdida de Intercatia donde habitaban los vacceos (celtas), que pasaron a la historia por su encarnizada lucha contra los romanos. Pero a falta de pruebas, lo que sí se ha demostrado es que por ella han pasado romanos, visigodos y árabes, que la denominaron Alpando, además de multitud de personajes en la Edad Media que se encargaron de reconstruir la ciudad tras cruentas luchas.

Dicen, además, que la villa fue donada a los caballeros templarios en 1211 aunque, como leemos en el blog Historias de Varo, la historia no es muy clara aunque se acepte “unánimemente”.

La cuestión es que Villalpando sólo conserva restos de sus antiguas murallas, pero estos restos son la admiración del visitante. Destacan de esta villa situada en la parte más oriental de Zamora dos de las cuatro puertas de entrada a la ciudad en su época medieval, la de Santiago y la de San Andrés, sobre todo esta última. Pero hay muchísimo más.

¿Qué ver en Villalpando?

La guerra entre comuneros e imperiales destruyó muchas de sus riquezas, pero aún conserva monumentos que reflejan el esplendor del pasado. Un símbolo de su historia son las muchas iglesias que llegó a aglutinar (hasta diez). Hoy, una de ellas merece toda nuestra atención: la Iglesia Santa María la Antigua, de la que sólo se conservan algunos muros, que fue construida en el siglo XIII.
La Plaza Mayor es otro de sus tesoros, y está situada en el centro neurálgico de la ciudad. Se trata de una plaza típica castellana donde es posible intentar recrear el Villalpando medieval, aunque poco tenga que ver esta plaza con la más irregular de antaño.

También es posible visitar lo que queda del Castillo de los Velasco, o Palacio de los Condestables de Castilla, construido en el siglo XII y que fue incendiado por los Comuneros tres siglos después.

¿Qué comer en Villalpando?

Hay un dulce muy peculiar en Villalpando que tiene un extraño nombre que para nada le hace justicia: Los Feos. Son pastas irregulares con sabor a almendra y elaborados con harina, huevo y azúcar. Lo mejor es que su sabor ha perdurado en el tiempo gracias a una producción artesanal que ha ido pasando en la villa de generación en generación.

El Valle de Sabero, una zona de tradición minera

Para hacernos una idea de lo que será La Camperona en esta Vuelta podemos acudir a la experiencia de 2014. No es que sea una etapa más dura que otras muchas, como Ézaro, pero lo que sí tiene este alto es “una subida brutal”. Así la describían por aquel entonces en AS, que destacaba que La Camperona y sus tres kilómetros de ascenso (con un 15% de pendiente) justifican el sobrenombre por el que se la conoce: la Cuestona.

Está en el Valle de Sabero conocido por su tradición minera, por algo aquí se construyó la primera fábrica de hierro con carbón mineral de España, aprovechando los muchos yacimientos que salpican la zona.

¿Qué ver en Sabero?

En el Museo de la Siderurgia y la Minería el visitante puede entender los procesos históricos y económicos que experimentaron las explotaciones siderúrgicas de Castilla y León entre los siglos XIX y XX.

La Cueva de Valdelajo es otra de esas joyas pocas conocidas de estos parajes. Situada en Sahelices de Sabero, esta hendidura en la montaña muestra formaciones calcáreas de gran valor geológico.

En la web oficial del Valle de Sabero podemos encontrar bastante información sobre la cantidad de actividades de ocio deportivo que se ofertan aquí:

¿Qué comer en Sabero?

Sabero es una tierra de cocidos inigualables. Conejos, gallinas, morcillas y tocinos son algunas de las delicatesen que aún hoy encuentran los turistas gracias a las recetas guardadas con esmero desde hace bastantes años. Uno de los platos más característicos de esta zona es la ‘sopa de leche’, migada con pan, pero también la tortilla de patatas, un plato universal al que Sabero le da su toque especial.

Ruta en bici por el Valle de Sabero

¿Qué mejor ocasión para vivir en primera persona la subida a La Camperona? El autor de esta vuelta asegura que la dificultad es moderada, “con unas subidas exigentes y una bajadas con senderos para enmarcar”.

Consulta en el mapa los atractivos turísticos de cada etapa:

Deja un comentario

Información sobre Protección de Datos:

Responsable: Rural Grupo Asegurador, AIE (en adelante RGA).

DPO: dpo_rga@rgaseguros.com

Finalidad: la publicación de los comentarios realizados en el Blog de RGA. Los datos personales de las personas inscritas en el blog se mantendrán en el sistema de forma indefinida en tanto el interesado no solicite su supresión.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: no se cederán datos a tercero salvo obligación legal.

Derechos: como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose a Seguros RGA, con domicilio social en C/Basauri, 14 (28023) Madrid, o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@segurosrga.es, especificando el correo electrónico que utilizó para la publicación del comentario en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.