Los seguros de salud en la lucha contra el cáncer

4 / 02 / 2018 Tu salud

Uno de cada cuatro tumores malignos se podría evitar con hábitos de vida saludables. Además de poner el acento en la prevención, las aseguradoras ofrecen entre sus coberturas servicios para la detección precoz y el tratamiento de esta dura enfermedad.

Foto: iStock

No hay mejor cura contra el cáncer que la prevención. El 40% de los tumores se podría evitar con hábitos de vida saludables. Y es que cuatro de cada 10 tumores malignos se atribuye al consumo de tabaco y alcohol, así como a la obesidad y el sedentarismo, que podrían considerarse los cuatro ‘jinetes del apocalipsis’ para la salud, según se desprende del informe ‘El cáncer en España 2018’ elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Las aseguradoras son conscientes de la importancia de la prevención y los hábitos de vida saludables en la lucha contra esta dura enfermedad, cuya incidencia crece cada año en España: en 2017 se detectaron 228.482 nuevos casos.

Por este motivo, la mayoría de los seguros de salud incluyen entre sus coberturas servicios que ponen el acento en la prevención y ayudan a mejorar la calidad de vida entre la población mediante campañas divulgativas, programas formativos o aplicaciones móviles, entre otras muchas herramientas, como ya os contamos en este post.

Y, en el caso concreto de las enfermedades oncológicas, ¿qué coberturas ofrece el seguro de salud para plantar batalla a la gran epidemia del siglo XXI?

La mayoría de las pólizas incorporan programas de prevención y pruebas diagnósticas para la detección precoz de distintos tipos de tumores, como el cáncer de colon, el de próstata o el de mama. Los pacientes pueden acceder, además, a una segunda opinión médica y a exámenes clínicos de precisión, entre estos, mamografías en 3D (o tomosíntesis), empleadas para analizar con exactitud cualquier bulto sospechoso en el seno por pequeño que sea, lo que incrementa su eficacia respecto a las mamografías convencionales. El uso de esta técnica reduce considerablemente los falsos negativos y positivos. De esta forma se evitan estudios complementarios para descartar o no la presencia de un tumor.

Una vez detectada esta enfermedad, determinados seguros de salud ofrecen entre sus coberturas tratamientos personalizados contra el cáncer, como pueden ser dianas terapéuticas, es decir, nuevos fármacos para inhibir el crecimiento tumoral; así como pruebas diagnósticas por sangre para determinar el tipo de tumor y su estadio de cara a determinar el tratamiento oncológico más adecuado para cada paciente; cirugía con tecnología de última generación o estudios con tomografía por emisión de positrones (PET), una tecnología capaz de detectar los focos de crecimiento celular anormal en el organismo, con lo que supera al TAC como prueba.

Para favorecer la calidad de vida de las personas que afrontan esta dura enfermedad se suele ofrecer, asimismo, atención psicológica 24 horas, de modo que los pacientes tengan apoyo de profesionales para superar su difícil día a día; además de otros servicios como prótesis capilares, ya que determinados tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia suelen tener como efecto secundario la caída del cabello.

Con coberturas como estas el seguro de salud trata de allanar el complejo camino de los pacientes oncológicos, cuya tasa de supervivencia llega al 55% a los cinco años del diagnóstico, según SEOM.

‘Nosotros podemos, yo puedo’

Un dato esperanzador para conmemorar este 4 de febrero el Día Mundial contra el Cáncer, que bajo el lema ‘Nosotros podemos. Yo Puedo’ trata de incidir este 2018 -al igual que los dos años previos- en la necesidad de emprender acciones conjuntas e individuales para favorecer la lucha global contra el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *