Seguros RGA y Cruz Roja, una alianza para proteger a las familias

En Seguros RGA compartimos la preocupación por los momentos que atraviesa la sociedad española a causa de la crisis del coronavirus. Esa preocupación no es sólo por los fallecidos que el Covid-19 está dejando a su paso y por los sanitarios que están dejándose la piel para controlar la situación, también por el día a día de las familias que deben permanecer confinadas en sus casas desde que el Gobierno decretó el estado de alarma.

Todos queremos superar esto cuanto antes, pero mientras nos toque estar recluidos, tenemos que hacer lo que esté en nuestra mano para que ese periodo transcurra de la mejor manera posible.

Una iniciativa solidaria y útil

Por eso, Seguros RGA colabora con la Cruz Roja en la edición de la Guía de actividades y manejo de la situación de confinamiento en familia. Para ello hemos destinado nuestra parte de la recaudación de la Iniciativa Solidaria de 2019 que en todo el Grupo Caja Rural iba destinada a la protección de familias e infancias en riesgo a través de Cruz Roja. 

La guía, un valioso instrumento en estos momentos, tiene como objetivo fundamental orientar a las familias, los niños y los jóvenes que permanecen en sus casas sobre cuál es la mejor manera de afrontar este periodo de obligada e intensa convivencia, así como recomendar actividades que puedan hacerlo más llevadero.

Adaptada para todos

Estructurada en cuatro apartados, la guía forma parte del proyecto ‘Imagina con Cruz Roja’.

El primero aporta información adaptada a niños sobre el coronavirus, ese ‘bicho’ que está matando a personas pero que vamos a derrotar entre todos quedándonos en casa para no contagiarnos. Ese apartado es fundamental porque el mensaje dirigido a los más pequeños debe ser simple, directo, ameno y que tenga en cuenta su nivel de comprensión.

Es importante también, y en eso incide el segundo apartado, que los adultos, como responsables de la familia, sepan cómo manejar la situación. Por eso incluye una serie de recomendaciones muy útiles para el día a día. Por ejemplo, saber escuchar a los hijos en estos momentos difíciles, mantener las rutinas en la medida de la posible, tener muy claro siempre que las reacciones cambian dependiendo de la edad y dando, por encima de todo, una sensación de seguridad.

En un plano más práctico, el tercer apartado ofrece actividades y recursos lúdicos y educativos. Propone, de hecho, más de cien actividades diferentes, de temática variada y adaptadas a todas las edades.

Por último, la guía tiene en cuenta también los recursos que nos ofrece la Red. En ese sentido, menciona y recomienda aplicaciones para teléfonos móviles o páginas web que ofrecen posibilidades de aprender y entretenerse online.

Somos héroes

En un tono desenvuelto y ameno, la guía hace saber a quienes estamos en casa que sólo por eso ya merecemos un aplauso porque somos unos héroes. Y que, como héroes que somos, vamos a seguir ayudándonos para vencer al ‘bicho’ entre todos. Mientras tanto, vivamos juntos lo mejor posible. Porque somos el mejor equipo. Y como lo somos, podemos hacer que esto sea hasta divertido.

Aunque algunas se podrán compartir, otras actividades no serán para toda la familia. La guía especifica algunas destinadas para niños de entre 3 y 6 años, para los del tramo entre 7 y 10, para los de 11 a 14 y para los mayores de 15. Así que vamos por orden:

Guía para los más pequeños

Los más pequeños llevan mal estar confinados porque, por más que se les intente explicar qué pasa, no lo van a entender del todo. Además, son los que más atención reclaman y los que más precisan que se les faciliten actividades, cosa que puede ser agotadora para los padres. No obstante, también es verdad que para ellos son su gran referencia, si no la única, y que esos ratos de juego que pasan juntos les vienen francamente bien.

En esta situación pueden desde aprender lo importante que es la salud dental construyendo ellos mismos una boca gigantesca con la ayuda de cartulinas, pinturas, tijeras y pegamento. También, pringarse con arena construida por ellos mismos, a base de harina y aceite. Por supuesto, están en una buena edad para aprender que es muy bueno cuidar el entorno y empezar a reciclar y reutilizar. Y ya puestos, ¿qué tal iniciare en el juego de la oca, pero con el famoso ratoncito Pérez como protagonista?

Ya van creciendo

Cuanto más crecen, los niños son más conscientes del mundo que les rodea y se le deben explicar las cosas de otra forma. Los que ya andan en la franja entre los 7 y los 10 años todavía pueden y deben seguir jugando, claro, pero también pueden y deben aprender conceptos algo más complejos. Los puzles y los jeroglíficos ya están más a su alcance, así como juegos de mesa ya inventados o que inventemos para la ocasión.

Definir algo sin usar la palabra tabú es entretenido y sirve para aprender. Hacer que los demás adivinen lo que intentas expresar mediante la mímica, también. Y naturalmente, les vendrá muy bien todo lo que puedan aprender sobre la diversidad del planeta Tierra y la necesidad de cuidarlo y respetarlo tanto como a las personas que lo habitan. Si además el confinamiento les sirve para iniciarse en la lectura, otra batalla ganada.

Más que niños, muchachos

A partir de los once años, muchos niños, aunque será mejor decir ya muchachos, entran en una etapa más problemática. A los padres, que hasta entonces han sido para ellos lo más grande, les ha salido ahora una competencia clara: los amigos. Les encanta estar con ellos, salir y entrar, vivir sus primeras aventuras.

Hay que hacerles ver que ahora no toca y que el confinamiento, por más convencido que pueda estar de que sí, no es un tostón.

Además de respetar su espacio y hacer que se sientan oídos y valorados, la guía propone para ellos actividades lúdicas pero también introspectivas, que les ayuden a conocerse mejor y a afrontar mejor los retos que ahora tienen más cerca.

Es hora de entender conceptos como la gratitud, la solidaridad y la superación personal, o ver en los conflictos (como éste) una oportunidad para avanzar si se afrontan de la manera adecuada.

En eso es básico que cuenten con el apoyo de los padres. La terapia, si se la quiere llamar así, será también muy positiva para ellos. El objetivo es que todos aprendan a manejar y solucionar conflictos. Los que están encima y los que quedan por llegar.

¿Qué hacer con los adolescentes?

¿Y qué decir de los quinceañeros? Buscan su lugar, están enfadados con el mundo, tienden a ser monosilábicos y a manejarse más con el móvil que con las palabras. Definitivamente, ellos no quieren estar encerrados.

A ese grupo, gruñón pero entrañable a la vez, la guía le propone actividades que le hagan comprenderse mejor y a su vez entender mejor a quienes le rodean.

Es básico que tengan una buena autoestima en estos momentos y que los padres le ayuden en esa tarea. Y que jueguen, que sigan jugando. A su manera, claro. Por ejemplo, a un remedo del televisivo pasapalabra, en el que se hagan preguntas orientadas a su edad.

“Con la O, acción de imponer a otra persona lo que debe hacer”. La respuesta es obligar. “Con la S, se dificulta ante el consumo excesivo de alcohol”. La respuesta es sexo.

Por sí lo están pensando: sí, ya ha llegado la hora de hablar también de esas cosas. Ya toca. Así que mejor hacerlo sin paños calientes y de forma que reciban en casa información útil y de la que luego puedan hacer un uso responsable.

Información práctica sobre la guía

La guía, que tiene 164 páginas, ya se ha distribuido entre las 700 asambleas de la Cruz Roja en España y también se puede descargar online

guía cruz roja para el confinamiento seguros rga

Deja un comentario

Información sobre Protección de Datos:

Responsable: Rural Grupo Asegurador, AIE (en adelante RGA).

DPO: dpo_rga@rgaseguros.es

Finalidad: la publicación de los comentarios realizados en el Blog de RGA. Los datos personales de las personas inscritas en el blog se mantendrán en el sistema de forma indefinida en tanto el interesado no solicite su supresión.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: no se cederán datos a tercero salvo obligación legal.

Derechos: como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose a Seguros RGA, con domicilio social en C/Basauri, 14 (28023) Madrid, o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@segurosrga.es, especificando el correo electrónico que utilizó para la publicación del comentario en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.