Reforma de la PAC: balance de un año de cosecha

18 / 01 / 2016 Más que Agro

Un año después de la entrada en vigor de la nueva PAC, en Seguros RGA repasamos los flecos que faltan por atar, según las asociaciones de agricultores y ganaderos.

El año 2015 se ha despedido del calendario con un importante hito para el sector primario: la reforma de la PAC ha recogido su primera cosecha.

La nueva normativa ha iniciado capítulo no sin inconvenientes, lo que abre interrogantes sobre sus posibilidades de echar raíces en el campo europeo para hacerlo más innovador, competitivo y sostenible con el medio ambiente.

Según anuncia Agrosfera, el programa de actualidad agropecuaria de TVE, la Comisión de Agricultura del Parlamento empezará a debatir en primavera posibles cambios, pero antes solicitará un balance detallado sobre cómo ha funcionado la PAC en este primer año.

Además, para 2017 se espera que haga una propuesta que aborde de lleno los problemas económicos y sociales de la agricultura comunitaria.

Los flecos de la nueva PAC

Aunque un año supone aún poco tiempo para detectar si funciona o no, permite hacer balance de los principales escollos que plantea. En Seguros RGA resumimos algunos de los flecos de la nueva PAC que han trasladado las distintas asociaciones de agricultores y ganaderos.

  • Aún genera muchas dudas: La nueva PAC da carpetazo al pago único e introduce un nuevo modelo de ayudas asociadas a la tenencia de derechos. De esta forma, aparecen así el régimen de pago básico, las ayudas para prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente –conocidas como pago verde– y las destinadas a jóvenes agricultores que comienzan su actividad. Además, se introducen pagos ligados a la producción de sectores con dificultades para mantener los niveles de producción actual.
    El sistema, mucho más complejo, aún suscita numerosas dudas entre los agricultores, que deben hacer frente a más burocracia y papeleo para optar a la PAC, según hacen notar los colectivos agrícolas y ganaderos.
  • Los derechos provisionales asignados, otra incógnita. El Ministerio de Agricultura, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha habilitado un enlace para consultar los derechos de pago asignados provisionalmente, que se han comunicado a los beneficiarios por carta.
    La intención es ir ajustando la media de cada región (se han definido 50 comarcas agrícolas en el país en función del tipo de tierra –de secano, regadío, de cultivos o pastos permanentes-– y su potencial productivo en 2013) de manera que se vayan equiparando las ayudas. Es decir, la cuantía aumentará o disminuirá en cada región para acercarla paulatinamente a la media de la zona.
    Los agricultores no conocerán la asignación definitiva que le corresponderá hasta bien avanzado el primer trimestre de 2016, indica Miguel Frutos Galindo, técnico de ayudas a la PAC de la cooperativa de Villamartín (Cádiz).
    Entre los problemas que genera este sistema –según advierte– se encuentra la necesidad de declarar el mismo número de hectáreas de riego, secano o de determinados cultivos en una misma región, por ejemplo. Eso genera problemas entre los arrendatarios que deben encontrar, en caso de finalizar su período de contrato, unas tierras de similares características para la siguiente campaña; pero ¿qué sucede en caso de no conseguirlo?
  • Impagos por “errores” burocráticos. Un considerable porcentaje de beneficiarios de las ayudas de distintos puntos de España aún está a la espera de cobrar los anticipos correspondientes por distintos errores burocráticos, ya que según denuncian distintos colectivos agrícolas, “la más mínima incidencia paraliza la gestión”.
  • La reforma no ha logrado excluir a receptores que no son profesionales agrarios. La introducción del agricultor activo, figura creada para evitar el cobro de subvenciones sin ejercer actividad agrícola o ganadera alguna, se ha mostrado insuficiente para acabar con este problema.
  • Medidas que “dificultan” las pequeñas producciones. Medidas como la diversificación obligatoria de cultivos en función del número de hectáreas suponen un paso adelante para mejorar la sostenibilidad del campo. Pese a sus efectos positivos, representa un problema para aquellas explotaciones de menor tamaño cuyos beneficiarios no se consideran, en cambio, pequeños agricultores, por exceder el tope de 1.250 euros de ingresos agrícolas, con lo que no están exentos de cumplir este requisito.
    Así, en virtud de esta medida, si se superan las 10 hectáreas de tierras arables no se puede tener más de un 75% de la explotación dedicada a un mismo cultivo, con lo que una persona con 20 hectáreas, por ejemplo, tendría que dejar una en barbecho, sembrar 15 (el 75%) de un cultivo y, las cuatro restantes, de otro distinto.
    Este “gazpacho de cultivos” está ocasionando no pocos problemas, ya que estas pequeñas extensiones no siempre compensan por los gastos que generan y por la dificultad de acondicionar la tierra: “si por ejemplo quieres contratar a alguien para que abone, desplazarse para trabajar dos o cuatro hectáreas puede no compensarle, con lo que priorizará terrenos más grandes”, advierte Frutos.
Número de hectáreas Variedad de cultivos
De 0 a 10 hectáreas un único cultivo
De 10 a 30 hectáreas 2 cultivos
A partir de 30 hectáreas 3 cultivos

Barbechos: el agricultor con una explotación de 15 o más hectáreas está obligado a dejar el 5% del terreno en barbecho durante los nueve meses de campaña o bien a sembrar leguminosas en el 7,14% del total de las tierras arables de la explotación.

¿Eres agricultor? Nos gustaría que nos dejaras en los comentarios a este post tu opinión o la forma en que te afecta la nueva PAC.

Deja un comentario

Información sobre Protección de Datos:

Responsable: Rural Grupo Asegurador, AIE (en adelante RGA).

DPO: dpo_rga@rgaseguros.com

Finalidad: la publicación de los comentarios realizados en el Blog de RGA. Los datos personales de las personas inscritas en el blog se mantendrán en el sistema de forma indefinida en tanto el interesado no solicite su supresión.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: no se cederán datos a tercero salvo obligación legal.

Derechos: como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose a Seguros RGA, con domicilio social en C/Basauri, 14 (28023) Madrid, o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@segurosrga.es, especificando el correo electrónico que utilizó para la publicación del comentario en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.