La vida es un Carnaval… ¡Disfruta la fiesta sin penas!

9 / 02 / 2018 Tu ocio

Sin riesgos ni gastos innecesarios. En esta sencilla guía recopilamos algunas apps, así como los consejos de la OCU, Emergencias y la Policía para disfrutar de la magia de esta popular celebración de forma segura y con el mínimo gasto.

Foto: Pixabay

Se acerca el Carnaval, una de las fiestas paganas más populares y divertidas que se celebran alrededor del globo: desde Río de Janeiro a Nueva Orleans, pasando por Venecia, Barranquilla, Cádiz, Águilas o Santa Cruz de Tenerife la tradición de las mascaradas llena las calles de disfraces, música, colorido y gente dispuesta a pasarlo en grande.

Es tiempo de desfiles, carrozas y de aparcar la vergüenza para desinhibirse, ya sea bailando samba, con trajes de fantasía o con canciones satíricas para denunciar la realidad social con grandes dosis de humor. ¿Por qué no reírse, al menos una vez al año, de aquello que normalmente nos haría llorar? O como bien cantaba Celia Cruz: “No hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando”….

La alegría inherente a esta tradición tiene, sin embargo, su cara negativa: grandes aglomeraciones, buena dosis de descontrol y muchas papeletas de que tu cartera se convierta en la reina del Carnaval. Para evitar inconvenientes como estos, desde Seguros RGA resumimos algunos consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), así como de Emergencias y la Policía para vivir intensamente el Carnaval dejando al margen riesgos y gastos innecesarios:

  • Viaje y alojamiento low cost. Si tienes previsto escaparte a alguna de las ciudades donde el Carnaval tiene sello propio, lo mejor es planificar con tiempo tu viaje para conseguir billete y alojamiento al mejor precio. Si ya es tarde para ser previsor, determinadas apps pueden ayudarte. Es el caso de Hopper (https://www.hopper.com/), con la que podrás localizar vuelos cuando la tarifa esté más baja o GuestToGuest, una aplicación enfocada al intercambio gratuito de viviendas que ya tiene presencia en 187 países.
  • Un disfraz más imaginativo que costoso. No es necesario que rasques tus bolsillos para transformarte en lo que quieras en Carnaval. La imaginación da para mucho y puedes autofabricar tu vestimenta reciclando lo que encuentres. Más vale ingenio que lujo. ¿Hay algo más original y único que un disfraz hecho por ti mismo? También puedes recurrir al trueque de disfraces. Páginas como Ofrezcoacambio.com prestan ese servicio.

Si finalmente optas por comprar un disfraz, la OCU recuerda que no por ser más costoso tiene por qué ser más seguro. Para evitar riesgos elige uno que cumpla la normativa europea y “no contenga materiales inflamables, que puedan provocar alergia, asfixia o estrangulamiento”, aconseja la Policía.

  • Sombra aquí, sombra allá… No todos los maquillajes valen, sobre todo para los más pequeños, ya que pueden contener sustancias químicas susceptibles de ocasionar daños. Mensajes del tipo “hipoalergénico o testado dermatológicamente no son garantía de nada, son alegaciones sin validez científica”, advierte la OCU, que recomienda optar por maquillaje al agua fácil de aplicar y limpiar y, en el caso de los menores de 3 años, por evitar directamente su uso.
  • ¡Vive la fiesta con seguridad! Si te diriges a algún desfile o cabalgata, Emergencias aconseja que te traslades a pie o en transporte público para evitar colas y problemas de aparcamiento. Además, en concentraciones multitudinarias, donde es fácil acabar como aguja en un pajar y la probabilidad de percances aumenta, debes tener especial cuidado y no perder de vista tus pertenencias. Cuando, además, vayas con menores, mantenlos a una distancia prudencial de las carrozas -dos metros como mínimo- y llévalos de la mano para que no se pierdan. Apúntales el teléfono en un lugar visible y avísalos de que no se muevan de sitio ni se vayan con desconocidos en caso de que se extravíen.

“Si se produce un altercado o acto violento, intenta alejarte del lugar, llama al 091 y evita siempre la violencia. Respeto y calma”, recomienda la Policía, para la que también es importante tener localizadas las salidas de emergencia en las fiestas de acceso público. En caso de que su hacinamiento te resulte peligroso, avisa al responsable y, si sus argumentos no te convencen, pide que te devuelvan el dinero. Conserva tu entrada por si tienes que reclamar.

Esta hoja de ruta te ayudará a esquivar grandes gastos y sobresaltos desagradables para sumergirte de lleno en la magia del Carnaval y disfrutar de esta fiesta sin penas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.