Aromaterapia, aceites esenciales para el bienestar

4 / 09 / 2017 Tu salud

Estrés, ansiedad, infecciones dermatológicas como la psoriasis o el acné pueden mejorar con la aromaterapia, una técnica que utiliza aceites esenciales para conseguir el bienestar.

Fue el químico francés René-Maurice Gattefossé quien acuñó por primera vez en 1935 el término aromaterapia para designar el tratamiento alternativo de diversas dolencias a través de la inhalación o la aplicación de aceites esenciales sobre la piel.

Sin embargo, esta práctica se remonta a tiempos inmemoriales. La ancestral asociación entre el mal olor y la enfermedad muy pronto llevó a las antiguas civilizaciones a utilizar aceites vegetales aromáticos. Culturas como la egipcia, la china o la griega fueron propensas al uso de ungüentos para mejorar la salud y protegerse frente a epidemias y plagas.

Hoy en día la aromaterapia se asocia a la búsqueda del bienestar físico y emocional, a través del uso de aceites esenciales extraídos de flores, plantas y árboles o de su inhalación.

Respirar salud

La reducción del estrés y la mitigación de trastornos como la ansiedad, el insomnio y la depresión son algunas de las ventajas que podemos extraer de la aromaterapia, que también está indicada en enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, así como para aliviar dolores musculares, cefaleas y reducir inflamaciones.

Su aplicación también beneficiosa para combatir infecciones dermatológicas como la psoriasis, los eccemas y el acné, al tiempo que permite atenuar cicatrices y manchas, por lo que se considera un complemento idóneo a los tratamientos de belleza.

Aplicar la aromaterapia con precaución

Como ocurre con cualquier terapia, se recomienda ponerse en manos de un especialista a la hora de recibir tratamiento, ya que, aunque se trata de sustancias naturales, no conviene aplicarlas sobre la piel en estado puro y antes debe comprobarse que no sufriremos reacciones alérgicas. Además, el experto será el encargado de especificar cómo debemos aplicarnos los aceites: a través de masajes, baños aromáticos o cataplasmas frías o calientes. Por supuesto, las embarazadas, los niños y los pacientes con afecciones pulmonares crónicas, deben someterse a supervisión médica antes de participar en este tipo de terapias.

Aceites esenciales

Se denomina aceite esencial a los extractos concentrados que se obtienen a partir de la destilación de los compuestos aromáticos volátiles de las plantas. Las flores, la madera, las hojas, las cortezas, las raíces y los frutos son sus componentes principales.

Eucalipto, pino o hisopo para combatir problemas respiratorios; bergamota, menta o hinojo para los trastornos digestivos; lavanda, palmarosa o pasiflora para relajarse; el ciprés o la vid roja para mejorar la circulación; o el árbol de té, la salvia, el limón o el propóleo para desinfectar, son sólo algunos de los beneficios que estos aceites pueden proporcionar a nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.