De ruta por la Antequera Patrimonio de la Humanidad

24 / 07 / 2017 Tu ocio

Las imponentes construcciones megalíticas del municipio malagueño, una peña de leyenda como la de los Enamorados y las formaciones kársticas más famosas de la península esperan a los cicloturistas en la duodécima etapa de la Vuelta. La ronda arrancará en Motril, donde el azul del mar se abraza al verde de la huerta tropical.

Dolmen de Menga. Vía Wikipedia
Después de un final de etapa como el de Calar Alto, con dos puertos de primera categoría, la Vuelta busca en la costa tropical granadina un poco de recorrido llano y aire marino que será lo que prime en buena parte de los primeros 80 kilómetros de esta duodécima etapa entre Motril y Antequera (Málaga).

La segunda parte de este recorrido consta de dos subidas: una primera a Puerto de León, de primera categoría; y una segunda al Puerto del Torcal.

No es la primera vez que La Vuelta visita los Dólmenes, pero sí que es la primera que lo hace siendo estos Patrimonio Mundial de la Humanidad. Aprovechando su paso por Antequera -ciudad malagueña característica del barroco por las iglesias, conventos, ermitas y palacios civiles que pueblan su casco antiguo, a las faldas de un altozano donde se alza una alcazaba-, proponemos una pequeña ruta en bicicleta hasta el Torcal, uno de los tres espacios antequeranos que junto a las propias construcciones megalíticas y la Peña de los Enamorados han sido reconocidos por la Unesco con este título.

Casabermeja, localidad al sur de las Sierras del Torcal, será el punto de partida de este recorrido de 10,5 kilómetros con un desnivel de unos 800 metros. Desde ahí pedalearemos hasta el municipio de Villanueva de la Concepción, atravesando Arroyo Hondo, un tramo con rampas duras, hasta llegar al desvío del Torcal. Una vez allí arrancaremos un difícil ascenso hasta coronar las formaciones rocosas de esta zona.

El esfuerzo bien merece la pena, ya que desde abajo nada hace presagiar el espectacular paisaje que aguarda en la cima del Torcal: las formaciones kársticas más famosas de la península pueblan el horizonte con sus redondeadas y retorcidas formas, esculpidas por la mano de la naturaleza.

Impresiona imaginar que hace 200 millones de años este singular paraje natural estaba sumergido bajo el mar de Tetis. El movimiento de las placas tectónicas haría que los tesoros ocultos sedimentados bajo las aguas emergieran formando tan singulares formaciones rocosas, un deleite para la vista que se puede recorrer siguiendo varias rutas de senderismo.

Coronado el Torcal, donde culmina esta ruta, merece la pena poner rumbo a los otros dos bienes culturales que forman parte del Sitio de los Dólmenes de Antequera: las propias construcciones megalíticas, formadas por los dólmenes de Menga y Viera y el tholos de El Romeral, monumentos arquitectónicos construidos por el hombre y la naturaleza en la Prehistoria; y la Peña de los Enamorados, un lugar marcado por la leyenda y el romanticismo propio del sur, cuyo perfil característico con forma de quilla vigila la ciudad de Antequera.

Cuentan que la princesa mora Tazgona y el soldado cristiano Tello se enamoraron cuando este fue capturado por el padre de ella y hecho prisionero en las mazmorras del castillo familiar. Ambos jóvenes decidieron fugarse para vivir un amor prohibido que la sociedad de aquella época jamás entendería. Finalmente la pareja quedó acorralada en esta peña por las tropas cristianas que asediaban la zona y por las musulmanas que los buscaban. Sin salida para su amor decidieron precipitarse al vacío antes de tener que separarse.

Pero antes de avistar esta peña de leyenda, el pelotón pasará por la costa tropical granadina, bañada por las aguas del Mediterráneo y con un microclima subtropical muy agradable por su situación cercana a Sierra Nevada y el Norte de África. Árboles de fruta tropical como el mango, el aguacate, la chirimoya, el níspero y la guayaba, así como fértiles huertas e invernaderos salpican el paisaje de Motril, con una costa digna de visitar.

Acantilados que esconden tesoros como la playa naturista de la Joya; calas de aguas turquesas y cristalinas, como las de los anejos de Carchuna y Calahonda; vergeles como Las Azucenas, y extensas playas como Playa Poniente o Playa Granada recorren el bello litoral motrileño, donde se pueden practicar numerosas actividades en familia.

Esta ronda de la Vuelta brinda una estupenda oportunidad para hacer ruta por la Costa, desde Playa Granada a Calahonda, donde el azul del mar y el verde de los cultivos se abrazan en el horizonte. Son algo más de 42 kilómetros llenos de encanto en los que los cicloturistas podrán conocer un litoral de lleno de contrastes y de singular belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información sobre Protección de Datos:

Responsable: Rural Grupo Asegurador, AIE (en adelante RGA).

DPO: dpo_rga@rgaseguros.com

Finalidad: la publicación de los comentarios realizados en el Blog de RGA. Los datos personales de las personas inscritas en el blog se mantendrán en el sistema de forma indefinida en tanto el interesado no solicite su supresión.

Legitimación: consentimiento del interesado.

Destinatarios: no se cederán datos a tercero salvo obligación legal.

Derechos: como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose a Seguros RGA, con domicilio social en C/Basauri, 14 (28023) Madrid, o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@segurosrga.es, especificando el correo electrónico que utilizó para la publicación del comentario en el blog.