¡Benditos bares! Asegurando nuestros locales favoritos

12 / 07 / 2018 Tu negocio

En 2017, casi un cuarto de millón de bares en España contrató un seguro de comercio, según datos de Unespa. No sólo protegen su negocio, protegen un punto de encuentro primordial en todos los núcleos de población de este país.

“Cada vez que se cierra un bar se pierden para siempre 100 canciones, se desvanecen 1.000 te quieros y los goles por la escuadra salen lamiendo el palo. Porque en un bar nos declaramos, escribimos guiones de cine y hasta redactamos la Constitución…”

¿Recordáis el conocido spot de Coca Cola? Los bares merecen de las aseguradoras una campaña similar. No en vano los bares son la mayor y más viva red social que poseemos -y la única que nos permite compartir anécdotas y reírnos mirańdonos a los ojos. En los bares arreglamos los males del mundo entre cañas y tapas, disfrutamos de las personas que nos importan y apartamos la soledad a base de encuentros. Estos establecimientos llenan de vida los pueblos, crean comunidad y albergan millones de recuerdos. De ahí que las consecuencias de su cierre vayan más allá de las posibles pérdidas materiales para sus propietarios, como recuerda el anuncio del popular refresco.

Precisamente para proteger estos lugares de encuentro, gran parte de sus propietarios opta por contratar un seguro de comercio para bares, evitando así que algún siniestro fortuito los lleve a la quiebra. De hecho, el mayor porcentaje de los negocios con seguro de comercio son bares. Fueron la categoría de establecimientos más asegurada en 2017, según la última Memoria Social del Seguro de Unespa. En concreto, casi un cuarto de millón de establecimientos decidió protegerse ante posibles percances (249.055 para ser exactos).

Les siguieron en la lista las oficinas y despachos, con 184.615 establecimientos asegurados; los negocios de alimentación, con 163.778; las tiendas de confección, textil y calzado, con 119.780; y los salones de belleza, con 109.255.

Hay que tener en cuenta que, aunque solo el 20% de los comercios asegurados sufrió algún percance, los daños que se producen cuando la ‘suerte’ da la espalda suelen ser muy cuantiosos. Así, por ejemplo, sólo los robos en comercios habrían costado a los emprendedores catalanes unos 60 millones de euros en el año 2017, factura de la que se hicieron cargo las compañías aseguradoras. Los andaluces, por su parte, habrían afrontado 52 millones de euros en pérdidas y los madrileños 43 millones. Y eso a pesar de que los robos no son los siniestros más frecuentes en los comercios.

El agua sigue siendo la principal enemiga de los negocios (se estima que en 2017 se produjeron 142.483 percances relacionados con este elemento), seguida de la rotura de cristales (con 93.184 siniestros) y los fallos eléctricos (con 57.161 problemas de esta índole), mientras que el asalto de los cacos ocupa el cuarto puesto en frecuencia (se denunciaron 53.716 casos en comercios asegurados). Así, cada 3,41 minutos algún comercio sufre goteras; cada 5,38 minutos un escaparate, una vitrina o ventana terminan hechos añicos; cada 9,12 minutos se produce un apagón y cada  9,47 minutos los amigos de lo ajeno hacen acto de presencia. Estas cifras arrojan una idea de la probabilidad de sufrir un percance. En estos casos, contratar una póliza permite respirar tranquilos ante cualquier imprevisto.

Dado que cada negocio tiene unas características únicas, el seguro multirriesgo de comercio de Seguros RGA cuenta con tres modalidades diferentes con amplias coberturas y asistencia 24 horas. Distintos modos de proteger a esos benditos bares -así como otros tantos establecimientos- que llenan de vida nuestro día a día. En tu oficina de Caja Rural encontrarás asesoramiento y más información. ¡Acércate!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.