La Vida tiene un precio

17 / 08 / 2016 Tu familia

Las compañías aseguradoras tienen en cuenta una serie de factores a la hora de calcular el precio de los seguros. Por ello, no pagará lo mismo una persona de 56 años de edad que otra de 25, ni un minero lo mismo que un entrenador de carreras de caracoles (en caso de que existiera esta profesión).

precio de los seguros de vida riesgo

El precio del seguro de vida riesgo tiene en cuenta la actividad y aficiones de la persona asegurada. Foto: Pixabay

 

Ya os hemos hablado de la tranquilidad que implica tener un seguro de vida riesgo, en un post que respondíamos a preguntas tales como: ¿cuándo es interesante contratar un Seguro de Vida? ¿Qué capital asegurar? ¿Qué ventajas tiene el Seguro de Vida RuralVital?

En esta ocasión, vamos a explicar qué datos debemos conocer las compañías de seguros para calcular la prima de los seguros de vida y qué factores influyen a la hora de aceptar o no a un cliente que nos solicite un seguro de este tipo.

El precio de los seguros de vida riesgo (esos que cubren, entre otras garantías, el fallecimiento del asegurado), lo calculamos en base a las tablas biométricas y fórmulas del tipo…

formula calculo precio seguros de vida riesgo

Dado que PP en este caso no son las siglas de un partido político y que seguramente con el resto de la fórmula te has quedado como cuando lees una poesía en swahili, vamos a hablar claro:
Entre los datos y factores de riesgo que las aseguradoras tenemos que conocer para asegurar a un cliente y para calcular la prima del seguro, están los siguientes:

  • La edad del asegurado. La fecha de nacimiento está muy asociada a la esperanza de vida de la persona. Cuanto más joven se es, menor riesgo existe para la compañía aseguradora. De hecho, todas las compañías fijamos una edad máxima de entrada en el seguro o una duración máxima.
  • La profesión. Dado que el seguro de vida puede cubrir tanto la muerte natural como la muerte accidental, no será lo mismo que nos pida un seguro de vida un domador de tiburones que un administrativo. Será, por tanto, un riesgo agravado el del domador y por tanto la aseguradora le cobrará una prima más elevada (en caso de que la compañía esté dispuesta a asegurarle).
  • El estado de salud. No nos referimos a tener alopecia o pasarlo mal porque eres del Atlético de Madrid. En esta ocasión nos estamos refiriendo a esa declaración de salud que hay que realizar al contratar un seguro de vida y en la que el asegurado tiene que declarar, por ejemplo, si tiene alguna enfermedad cardíaca, diabetes, sobrepeso, si consume tabaco o alcohol o si tiene cualquier enfermedad o antecedente médico que la compañía valorará para aceptar o no al cliente como asegurado.
  • Reconocimiento médico. Dependiendo de la edad, del capital que el cliente quiera asegurar o bien por tener algún problema médico o físico, puede que la compañía exija pasar un reconocimiento médico.
  • Las aficiones. No es lo mismo ser el vicepresidente tercero del club de ajedrez, a que te guste y practiques el motocross los sábados por la mañana, el salto base los domingos por la tarde (¿sabías que hay un fallecido por cada 2.300 saltos?) y los martes por la noche salgas a cenar con tus suegros.
  • El sexo. Una vez autorizada la lectura de este párrafo para todos los públicos, os contaremos que este factor ya no se tiene en cuenta para el cálculo de la prima pues una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado ilegal la diferenciación por sexos en los seguros, de forma que las aseguradoras no fijamos el precio del seguro según el género del asegurado.

¿Y qué pasa si ocultamos aficiones, cambiamos de profesión (o de sexo), nos quitamos años, o empezamos a hacer puenting sin cuerda y no avisamos a nuestra compañía de seguros?

A estas preguntas y a otras más responderemos en otro artículo próximo. Así que mientras tanto, no dejes de pasarte por las oficinas del Grupo Caja Rural y protege a quien más quieres protegiéndote tú.

Lee también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *