Lucha contra el mejillón cebra

La CHG instala en el embalse de La Breña II (Córdoba) la primera estación móvil de desinfección de mejillón cebra en la cuenca del Guadalquivir. Dotará a los usuarios de este servicio de limpieza hasta que la CHG finalice la construcción de la estación fija en el embalse.

mejillón cebra la breña II córdoba

 

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha instalado en el embalse de La Breña II (Córdoba) la primera estación móvil de desinfección de mejillón cebra en la cuenca del Guadalquivir, ha informado en una nota de prensa el Magrama.

Esta estación tiene carácter temporal hasta que se lleve a cabo la construcción de las infraestructuras fijas de limpieza que la CHG tiene proyectadas.

A la instalada ya en La Breña II le seguirán en los próximos días las estaciones móviles que se ubicarán en los embalses de Iznájar (Córdoba) y Bermejales (Granada). En este caso, con autorización para su explotación a los campings ubicados en estos enclaves.

La puesta en funcionamiento de estas estructuras móviles responde al compromiso del organismo con los usuarios de las aguas afectadas por esta especie, dotando de mayor garantía al protocolo de limpieza que, hasta ahora,
venían realizando los propietarios de las embarcaciones que navegaban en los embalses confinados por la Confederación.

Funcionamiento de las estaciones de desinfección del mejillón cebra

Al igual que en Bermejales e Iznájar, desde que la CHG decretó el pasado 28 de mayo de 2015 el confinamiento de embarcaciones en el embalse de La Breña II por la presencia de mejillón cebra, todo propietario quedaba obligado a aplicar el protocolo de limpieza y desinfección en sus embarcaciones, así como en los elementos auxiliares de baño o en cualquier utensilio que pudiera contribuir a la propagación de esta especie.

Para garantizar la correcta limpieza y facilitar el acceso o salida del embalse con las máximas garantías, los usuarios dispondrán de un sistema de limpieza móvil compuesto de un remolque transportable y una hidrolimpiadora dotada de un depósito de 200 litros de agua clorada a 60 grados, que se aplicará a presión por toda la embarcación.

Las entidades responsables de estas infraestructuras ofrecerán el servicio de limpieza durante los 7 días de la semana en horario autorizado para la navegación. En este sentido, velarán por su correcto mantenimiento y uso. Asimismo, estos gestores dispondrán de talonarios con los resguardos para entregar al usuario, que los recibirán solo cuando se haya realizado el servicio de desinfección de la embarcación.

Una vez terminado el talonario, el gestor de la estación deberá entregarlo a la CHG para que ésta pueda mantener el adecuado control de los servicios realizados. Por su parte, el organismo de cuenca facilitará la ubicación temporal y horario de las mismas en su página web.

Lucha frente a la expansión del mejillón cebra

Aunque las competencias en materia de conservación y protección de las especies autóctonas y la lucha frente a las invasoras que puedan desplazarlas pertenecen a la comunidad autónoma, la CHG realiza un esfuerzo no solo en la prevención y control de las especies exóticas invasoras (EEI), sino también en la protección y garantía del recurso para los distintos usos que posee la demarcación.

Entre las últimas actuaciones desarrolladas por el organismo de cuenca para frenar la expansión de la especie, destaca el convenio firmado con el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL), el pasado mes de diciembre, para la detección precoz del mejillón cebra mediante el análisis de ADN ambiental.

A este proyecto, con el que la CHG se coloca a la cabeza mundial en el desarrollo de estos sistemas de prevención y control de EEI en las cuencas fluviales, se suma la instalación en enero de la primera estación de monitorización en continuo de larvas de mejillón cebra en la presa de Peñaflor, en Sevilla.

La CHG continúa gestionando en la actualidad la ordenación de accesos a las masas de agua invadidas, el asesoramiento técnico a los afectados, la elaboración de mapas de riesgo y el inventario de instalaciones afectadas.

Entre las actuaciones ya desarrolladas, las que están en curso y las pendientes de ejecutar, se movilizarán 2,9 millones de euros hasta 2017 en medidas para prevenir su expansión y paliar los efectos de los ejemplares ya localizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *