La Vuelta vuelve a mirar el cielo desde La Pandera

30 / 07 / 2017 Tu ocio

La 14ª etapa de la carrera, con línea de salida en Écija, subirá nuevamente a este duro alto de espectaculares panorámicas situado en Jaén. Aprovechando esta ronda, proponemos una ruta en bicicleta para coronar los Villares.

entorno-natural-quiebrajano-valdepeñas

Foto: Ángel Torres (Foto: Valdepeñas de Jaén.eu)

Desde Écija al alto de La Pandera,en la Sierra Sur de Jaénun mirador astronómico de vistas privilegiadas para contemplar el firmamento, el pelotón recorrerá 185 kilómetros en una jornada en la que el calor puede hacer más dura una etapa que cuenta con puertos de primera, segunda y tercera categoría, reservando el de mayor dificultad para el final. Tanto Écija como Jaén han sido puntos de salida y llegada de la Vuelta en anteriores ediciones. Y esta vez vuelven con una etapa larga de media montaña que puede dar lugar a escapadas interesantes.

En su paso por Córdoba nos vamos a parar y lo que proponemos es una ruta de corta distancia (9 kilómetros) con salida desde la capital cordobesa y llegada al Alto de Los Villares El camino aunque es corto tiene un desnivel de 480 metros y apenas sombras, lo que unido a las rampas, que en ocasiones alcanzan el 14%, aumenta la dificultad del recorrido.

Desde Córdoba la subida comienza en la Carretera del Calasancio y va adentrándose en la sierra hasta alcanzar rampas verdaderamente importantes. Pinos, olivos y, tras un giro, la Vega se pueden observar en este recorrido por la subbética desde la que incluso se puede adivinar algo de Sierra Nevada.

A partir de ahí las rampas se endurecen. Las pendientes no bajarán en muchos tramos del 10% llegando incluso al 16%. La cima mítica de Los Villares era esperada por muchos amantes de La Vuelta cuyas vistas son privilegiadas y cuyo camino no tiene igual. Eso sí, recordamos que en jornadas de mucho calor no habrá sombras en las que refugiarse.

El tramo final de la ruta propuesta obliga a hacer un esfuerzo para contemplar los parajes en lugares estratégicamente situados. El esfuerzo está garantizado: a La Pandera, donde en 2009 ganó Damiano Cunego, se suma El Chaparral, en Valdepeñas de Jaén, con rampas de hasta el 23%.

Por eso la etapa en sí es propicia para escapadas, aunque que fructifiquen o no dependerá, entre otras cosas, de las fuerzas que le queden a los ciclistas tras recorridos largos como el del día anterior. Nuestra propuesta de tan solo 9 kilómetros es corta y obviando las pendientes más duras a las que se enfrentarán los profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *