La Ribeira Sacra, un viaje a una tierra forjada en el Cuaternario

23 / 05 / 2016 Sin categoría

La sexta etapa de la Vuelta a España nos brindará la ocasión de descubrir parajes impresionantes, pisar monasterios ‘perdidos’ en el bosque gallego y probar los vinos criados en la rica tierra que discurre entre Monforte de Lemos y Luintra.

Por sus cañones y sus bosques, por toda la espiritualidad de los monasterios románicos diseminados por su paisaje, por sus vinos… La sexta etapa de la Vuelta a España, que discurre entre Monforte de Lemos y Luintra, será la ocasión perfecta para conocer la Ribeira Sacra, uno de los secretos mejor guardados de Galicia que supone una maravilla natural forjada en el Cuaternario.

Si acompañamos al pelotón, que muy probablemente no llegará unido a meta al contar esta etapa con dos dificultades montañosas, no perderemos de vista el río Sil a su paso por el cañón del mismo nombre (de 35 kilómetros y con alturas de 500 metros de desnivel). Un auténtico regalo para los sentidos.

En nuestro recorrido profundizaremos en todo lo que nos ofrecen los municipios de salida y meta, pero la Ribeira Sacra se extiende a lo largo de 21 municipios del sur de la provincia de Lugo y el norte de Ourense que podéis conocer al completo en la guía Ribeira Sacra, donde nacen los sentidos (PDF).

Monforte de Lemos, una ciudad antiquísima

Sabiendo que Lemos era, para los celtas, una tierra húmeda y fértil, podemos imaginarnos hasta qué punto la riqueza natural de esta tierra influye no sólo en su estética, sino también en su historia y su vasto patrimonio. Monforte atrajo a tribus célticas, pero también a romanos y judíos. Sin embargo, la que hoy es capital y centro geográfico de la Ribeira Sacra se remonta al paleolítico y sus primeros habitantes fueron los ‘oestrimnios’, parte de una comunidad aborigen de origen protocéltico.

Su situación es fundamental: está situada en un valle entre los ríos Miño y Sil, y por ella discurre el río Cabe, un río que llega a la ciudad “manso y amable” y por cuyas orillas son frecuentes los paseos, aunque también es posible hacer una excursión en barca o disfrutar del piragüismo, como aconsejan en la web del Concello de Monforte de Lemos.

¿Qué ver en Monforte?

Dicen que aquí está el ‘Escorial gallego’, el Colegio de los Escolapios fundado por el cardenal Rodrigo de Castro (se empezó a construir en 1593), que guarda similitudes arquitectónicas con el edificio de la capital. Aquí podemos conocer algo más de su historia y descubrir su increíble pinacoteca con obras de El Greco entre las más preciadas.

Como ciudad fortaleza que fue en época medieval, destacan también construcciones como la Torre del Homenaje, uno de los símbolos de su antiguo castillo que aún se conserva y donde se celebraban las ‘ceremonias del homenaje’ que unían al señor con su vasallo. El Palacio Condal y el Monasterio Benedictino de San Vicente del Pino son otras de las joyas que se remontan al siglo XVI.

El Puente Viejo de Monforte es otro de los lugares de interés, una construcción de origen romano que fue reedificada también a finales del XVI.

El mapa turístico del centro histórico de la ciudad (PDF) es perfecto para no olvidar zonas como la Judería (calles Zapaterías, Falagueira y Pescaderías), el Museo de Arte Sacro, el Convento de Regua o la Casa de la Cultura.

¿Qué comer en Monforte?

Su empanada de iscos (chorizo y tocino), el pulpo á feira (asombra la forma en que se prepara en el interior de Galicia), las larpeiras (dulce típico) y cientos de tapas que es posible probar aquí, suponen todo un deleite para el turismo gastronómico.
Siendo la capital de la Ribeira Sacra, no podemos dejar de recomendaros sus vinos con denominación de origen. Un lugar para descubrirlos es el Centro del Vino, una parada de excepción para probar estos deliciosos caldos in situ.

Luintra, tierra de monasterios

Dentro del Concello Nogueira de Ramuín se encuentra Luintra, a 20 kilómetros de Ourense y en mitad de la confluencia del río Miño y el Sil. Aquí es imprescindible una visita al Monasterio benedictino de Santo Estevo de Rivas de Sil, convertido hoy en parador turístico.

Estando en el corazón de la Ribeira Sacra, no es difícil imaginar la belleza de este monasterio entre todos los que junto a conventos e iglesias se concentran en la zona. En particular, el de Santo Estevo está enclavado en un bosque de castaños centenarios y su origen se sitúa entre los siglos VI y VII. Los estilos románico y barroco se funden en este Monumento Histórico Artístico.

Pero no hay que dejar de ver otros muy cercanos, aunque aislados, como el de Santa Cristina de Ribas de Sil o el de San Pedro de Rocas, ambos “ocultos en medio de bosques impenetrables”, como lo describe Vivir Galicia, una página que ofrece una ruta por los monasterios de la Ribeira Sacra a lo largo del espectacular Cañón de Sil.

El de San Pedro de Rocas simboliza en particular toda esa paz y armonía que los monjes buscaban en estas tierras. Data del año 573 y, según la página de turismo dedicada a la Ribeira Sacra, cuenta la leyenda sobre este monasterio que “fue fundado por siete varones que escogieron este hermoso enclave para retirarse a una vida de oración”.

¿Qué comer en Luintra?

La gastronomía de cualquiera de los municipios que componen la Ribeira Sacra es un absoluto acierto. Desde sus carnes de jabalí, corzo o venado, gracias a la caza que se practica en sus frondosos bosques, a sus productos de huerta pasando por sus ricas truchas y anguilas. Sentarse a la mesa aquí supone encontrarse con platos de la mejor calidad.

En la web Ruta del vino por la Ribeira Sacra recomiendan probar algunos de sus productos estacionales como las castañas, la miel, el aceite de Quiroga y Ribas do Sil o sus gustosas cerezas. Otro consejo es no salir de esta tierra sin probar una de las empanadas más ricas del mundo.

Ruta ciclista por la Ribeira Sacra

Si os apasionan el ciclismo y las vistas espectaculares, una ruta recomendada podría ser la que une el Cañón de Sil con la Ribeira Sacra, de dificultad moderada. A lo largo de 37,48 kilómetros podremos ser testigos del discurso del Sil a lo largo de sus empinados valles.

Hace poco se han señalizado nuevas rutas por toda esta zona que discurren entre los concellos de Nogueira de Ramuín y Parada de Sil. La sexta etapa de La Vuelta puede ser una buena ocasión para recorrerlas.

Consulta en el mapa los atractivos turísticos de cada etapa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *