Josu Zabala: un escalador de la cantera

25 / 07 / 2018 Lo más nuestro

Es el segundo año de Josu Zabala en el equipo Caja Rural-Seguros RGA, en cuyo filial se formó durante tres años. Un ejemplo de la apuesta del equipo por la preparación de jóvenes ciclistas.

Para Josu Zabala (Lumbier, Navarra, 1993), es la segunda temporada como profesional en el equipo Caja Rural-Seguros RGA, en cuyo filial estuvo tres años y se probó como ‘stagiaire’ durante el final de la temporada 2016. Un hombre de la cantera, reflejo de la preocupación de la formación navarra por formar ciclistas y darles una oportunidad como profesionales.

¿Qué fue más difícil: dar el salto a profesionales o sacar el Grado en Ingeniería Eléctrica y Electrónica?
Sin duda, el salto a ciclista profesional. Al final la bici necesita una dedicación prácticamente exclusiva. Todos sabemos que cuesta estudiar, pero al final se hace ameno, y una vez que terminas, puedes hacer lo que quieras. La vida de estudiante tiene partes muy buenas también.

¿Un consejo para jóvenes ciclistas?
Que disfruten, que no olviden que es un juego, que hay que pasárselo bien. Y bueno, si ganas, mejor, pero no es lo principal en esas edades.

Es tu segundo año en el equipo Pro. ¿Qué retos te planteas para la temporada 2018?
Espero notar todo el trabajo del año pasado y estar más adaptado. En carrera quiero que se me vea más, ya sea en fugas, ayudando al equipo o al final de carrera.

¿Con qué otro ciclista te gusta entrenar?
Entreno en Pamplona casi a diario con Enrique Sanz y Sergio Rodríguez, ambos de Murias Taldea, de la competencia pero buenos compañeros de entreno.

¿Tu mayor aspiración como ciclista sería…?
Puestos a soñar, un campeonato del mundo. (No le enseñes esto a Eugenio que tendré el campeonato del mundo hasta en la sopa)

Antes de una carrera importante te gusta…
Suelo estar concentrado y me preparo con tiempo. También suelo estar algo más nervioso de lo normal y por eso en unas cuantas carreras que quería hacer bien he salido con el móvil en el bolsillo del maillot y me he dado cuenta a mitad de carrera.

Tres virtudes y/o defectos que te definen
Como virtudes tengo el ser ordenado y cuidadoso con las cosas. Mis mayores defectos son la falta de puntualidad y el dejar todo para el final.

¿Qué ruta por el entorno de Lumbier recomendarías a los aficionados a la bicicleta?
Entrenando desde Lumbier adonde más me gusta ir es al valle del Salazar y Roncal. Una ruta bonita y asequible es la vuelta a las Abaurreas, subiendo por Aoiz, Oronz Betelu hasta Abaurrea Alta y después bajar hasta Lumbier por todo el Salazar.

¿Por qué otra región de España te gusta pedalear?

El año pasado estuve en Mallorca y me encantó para andar en bici. Buen clima, carreteras tranquilas y un entorno precioso como todo el mundo sabe.

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes con una bici?

De muy crío, cuando estaba aprendiendo a andar sin ruedines. Aprendí en el césped de la huerta de mi abuelo, en una tarde después de caerme 100 veces empecé a controlar un poco.

¿Recuerdas el modelo?
Una Monty verde con doble suspensión.

¿Alguna manía mientras pedaleas?
Ninguna en especial. Me fijo mucho en el entorno por el que ruedo.

¿Libro, serie/película o canción favorita?
Mi canción favorita es ‘Maravillas’ de Berri Txarrak. La última serie que me ha enganchado ha sido ‘Peaky Blinders’ y ahora mismo estoy leyendo ‘Memoria de unos ojos pintados’ de Lluís Llach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *