Hipertensión arterial, el enemigo silencioso

16 / 08 / 2017 Tu salud

El 40% de la población adulta de España sufre hipertensión, una patología que actúa de forma ‘silenciosa’ y puede desencadenar otras más graves como el ictus o el infarto del miocardio. Los hábitos saludables ayudan a controlarla.

hipertensión foto: istockCerca del 40% de la población adulta en España sufre hipertensión, según los datos de la Sociedad Española de Hipertensión. Pero lo más alarmante es que muchos de los hipertensos no saben que lo son, porque esta enfermedad actúa de forma ‘silenciosa’ y puede desembocar en complicaciones serias como ictus o infarto de miocardio.

La hipertensión (HTA) se produce cuando la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias es superior a lo normal, un trastorno muy peligroso.

El riesgo de padecer esta dolencia es mucho más alto si existen antecedentes familiares o patologías que predisponen a ello, como la diabetes. Para tratarla a veces es necesario tomar medicación, pero en la mayoría de los casos basta con incorporar a nuestra vida diaria rutinas más saludables, como evitar el tabaco, controlar el colesterol malo, reducir la sal, moderar el consumo de café, alcohol y grasas, realizar ejercicio frecuentemente y evitar el sobrepeso y las situaciones de estrés, entre otras recomendaciones.

Cómo se mide

La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mm Hg) y su valor se expresa en dos cifras. La primera (presión sistólica) corresponde al valor máximo de la presión arterial (cuando el corazón se contrae), mientras que la segunda (presión diastólica) es el valor mínimo, cuando la sangre regresa al corazón.

Se dice que una persona tiene la tensión arterial alta cuando sus niveles están por encima de 140mm de Hg (tensión sistólica) y de 90 mm de Hg (tensión diastólica). El control se puede hacer con el aparato clásico, el esfigmomanómetro, o con un medidor digital.

Es importante saber que de manera natural la presión arterial suele bajar durante las noches y varía en función de la edad y el sexo. También existe el denominado ‘síndrome de la bata blanca’, que manifiestan algunos pacientes cuando se les mide la tensión en consulta. Estas personas experimentan una subida de tensión como consecuencia de su estado de alerta. Por esta razón, habrá que medir la presión varias veces incluso fuera de la consulta para confirmar el diagnóstico.

Consejos para tomarse la tensión en casa

  • Busca un lugar tranquilo, con la temperatura adecuada, y tómate unos minutos para relajarte antes de hacerlo.
  • Lo ideal es no haber hecho ejercicio físico ni consumido alcohol y tabaco 30 minutos antes.
  • Colócate en la postura correcta: sentado, con las piernas sin cruzar y con el brazo apoyado (por ejemplo, sobre una mesa).
  • Utiliza un tensiómetro fiable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *