Caso de éxito: granizada en Teruel

22 / 08 / 2018 Más que seguros

Las situaciones excepcionales requieren actuaciones excepcionales. El caso de la granizada en Teruel del verano de 2017 es un ejemplo. En Seguros RGA te contamos cómo gestionamos los daños de nuestros asegurados afectados por la espectacular granizada en Rubielos de Mora, Mora de Rubielos y la propia capital turolense.

granizada en Teruel

Imagen de la granizada de Teruel en septiembre de 2017. Foto: Heraldo de Aragón

El domingo 23 de julio de 2017 no se olvidará fácilmente en Rubielos de Mora y de Mora de Rubielos, ambas poblaciones de la provincia de Teruel. Ese día una devastadora tormenta de pedrisco asoló ambos municipios, destrozando tejados y vehículos y causando multitud de daños. La granizada en Teruel fue histórica, con bolas del tamaño de un huevo de gallina. Y se repitió, dos meses después, en la capital turolense. Los acontecimientos fueron recogidos incluso por los medios de comunicación de ámbito nacional e internacional.

Desde Seguros RGA, conscientes del elevado grado de penetración comercial que Caja Rural de Teruel tiene en la zona, se puso en marcha un protocolo especial de gestión de los 23 partes por daños que recibimos, a través de gabinetes periciales. El protocolo permitió que los percances comunicados el lunes fueran peritados al día siguiente. El hecho de que los bienes asegurados estuvieran muy cerca unos de otros facilitó la labor.

Conociendo que, dadas las fechas y la enorme concentración de daños en la misma zona, los servicios de reparación de las compañías de asistencia tendrían especialmente difícil cumplir con plazos de respuesta satisfactorios, se decidió dar instrucciones a los peritos para ofrecer directamente la indemnización al cliente. El resultado fue impresionante: casi todos los asegurados optaron por la indemnización.

A la vez, se adaptó el proceso de tramitación e indemnización para dar una respuesta ágil a la situación, de forma que los siniestros comunicados el lunes 24 de julio fueron peritados al día siguiente y la transferencia se hizo antes de terminar la semana.

El sábado 22 de septiembre otra tormenta afectó seriamente a la capital de Teruel y a sus alrededores. La granizada en Teruel dejó una gruesa capa de pedrisco, que en algunos puntos alcanzó hasta 50 centímetros de espesor, impactando en 21 riesgos asegurados con Caja Rural Teruel y Seguros RGA.

En este caso, se decidió activar nuevamente el protocolo especial de gestión de daños: todos los clientes optaron por la indemnización y en menos de una semana, de media, los siniestros fueron indemnizados.

Con este proceso, el Departamento de Prestaciones Diversos de Seguros RGA aprovechó una situación compleja y delicada para transformarla en un caso de éxito para Caja Rural de Teruel y para Seguros RGA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *