Consejos para que el futuro no arda

La mano del hombre está detrás del 60% de la superficie arrasada por incendios forestales. Desde Seguros RGA recordamos algunas medidas para evitarlos, ya que el 96% de ellos se debe a causas humanas.

incendios forestales

Foto: iStock

Un verano más, el fuego y sus desoladoras consecuencias vuelve a protagonizar los informativos. De media, solo el 4% de los incendios son de origen natural (debido a tormentas secas con rayos), porcentaje que la región mediterránea aumenta a casi el 10%. La mayoría de los incendios, un 96%, obedece a causas humanas. El 55%, es intencionado. La mano del hombre está detrás del 60% de la superficie arrasada.

El 23% de los incidentes responde a negligencias y accidentes que destruyen el 23% de la superficie afectada. Podría decirse, a tenor de las estadísticas, que el hombre no es solo un lobo para el hombre. También es el enemigo número uno de los bosques.

¿Cómo evitar quemar el futuro?

Teniendo en cuenta que la mayoría de los incendios se debe a la intervención humana, desde Seguros RGA recordamos las medidas que Ecologistas en Acción recomienda poner en práctica para evitar incendios forestales

1. Arrancamos con un sencillo paradigma: “Sin fuego no hay incendios”. Prohibido encender fuego en el campo en época de alto riesgo de incendios -del 1 de junio al 1 de noviembre. Ni siquiera en zonas habilitadas al efecto.

2. No quemes pastos ni rastrojos sin la autorización preceptiva.

3. En temporada de riesgo de incendios, procura no salirte de los circuitos señalizados.

4. Evita fumar en el campo. No arrojes al suelo colillas, cerillas u objetos en combustión o inflamables, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier otro tipo de residuo.

5. En las zonas forestales no uses herramientas que puedan originar chispazos como desbrozadoras, motosierras o aparatos de soldadura, como amoladoras o radiales.

6. Si tu hogar se encuentra en terrenos agrícolas o boscosos es recomendable que no plantes setos de especies que arden con facilidad (arizónicas, cipreses, etc).

7. No utilices el coche para todos tus desplazamientos. El contacto del tubo de escape con los matorrales secos podría provocar un incendio.

8. Informa a las autoridades públicas de los vertederos ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos. Su presencia está asociada a la aparición de incendios forestales.

9. Si presencias un incendio, alerta lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062, teléfono de la Guardia Civil.

De echar raíces, estas medidas pueden ayudar a que el futuro, lejos de desaparecer, florezca en nuestros bosques.

El drama de los incendios forestales, también en invierno

Los incendios de invierno cobran cada vez más relevancia, tanto en número de siniestros como en superficie afectada, según sostiene World Wildlife Fund (WWF). “La mayor parte de ellos son intencionados y se conoce su principal motivación”, denuncia la ONG.

No obstante, los siniestros se siguen concentrando en la época estival. El verano de 2015 se cerró en España con un aumento del número de incendios, casi 12.000, y de la superficie afectada, con 103.200 hectáreas respecto a los dos años anteriores. En total, y casi en la mitad de los siniestros, se quemó lo mismo que en los dos veranos de 2013 y 2014.

Comprometidos con el medio ambiente

La pérdida de biodiversidad que encierran las cifras merecería capítulo aparte. Desde Seguros RGA hemos plantado nuestra pequeña semilla en pro de la prevención, así como para que en algunas zonas afectadas por incendios forestales vuelva a crecer la vida.

Con este propósito, llevamos dos años trabajando en la plantación de árboles frutales en la Isla del Colegio, en jornadas de voluntariado ambiental en el Parque de los Cerros, en el término municipal de Alcalá de Henares, donde ’pintamos’ de verde parte su superficie, antaño un vertedero, gracias a su repoblación. En 2016 colaboramos, por otra parte, en la reforestación del Monte Santa Catalina, en Robledo de Chavela.
En este paraje natural, alrededor de 1.500 hectáreas fueron devoradas por las llamas en 2012. Se trató, como sucede en más de la mitad de los casos, de un incendio provocado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.