Día de Andalucía: la mejor fecha para visitar esta tierra

26 / 02 / 2016 Lo más nuestro

Desde los viajeros románticos a los de hoy, los principales ‘imanes’ para el turismo de Andalucía son el clima, las playas, la cultura y la gastronomía. Resumimos los atractivos de esta comunidad coincidiendo con el Día de Andalucía.

Día de Andalucía Sevilla

Sevilla, Plaza de España. (Foto: Pixabay)

 

El Día de Andalucía supone mucho más que la celebración de un hecho histórico. El 28F se celebra el día en que esta región consiguió su autonomía, en 1980, pero es que además febrero es la fecha perfecta para visitar esta tierra que ha enamorado a lo largo de los siglos a viajeros de todo el mundo.

Se podría considerar a los románticos Washington Irving, Richard Ford o George Barrow los precursores de un turismo que sigue buscando lo mismo que entonces: el clima, el trato, la cultura y la gastronomía en Andalucía son sus mejores señas de identidad.

Coincidiendo con el Día de Andalucía, en Seguros RGA hacemos un homenaje a esta tierra plagada de tesoros a lo largo de sus ocho provincias y que sigue batiendo récords en lo que a llegada de turistas se refiere. El último dato sitúa al mes de enero como el mejor de su historia (con 816.513 viajeros alojados en sus hoteles).

¿Por qué les gusta a los turistas Andalucía?

Andalucía tiene muchos motivos de peso para seguir atrayendo a viajeros de todo el mundo. Hablábamos antes de los que la visitaron en los siglos XVIII y XIX, y muchos de ellos crearon una serie de tópicos que aún hoy siguen vivos y que se han convertido en la mejor ‘publicidad’ para los andaluces. Y entre esas virtudes, el clima es una de las más importantes.

Escribía el inglés Richard Ford: “Aquí se desconoce el invierno en nuestra desoladora acepción”. Pues bien, muchos años después de tal afirmación el turismo de sol y playa sigue siendo el imán de turistas cansados de lluvia y nubes. Un dato: en 2015 el número de viajeros alojados en el litoral andaluz superó los 8 millones.

Importa el clima e importa dónde disfrutarlo. Las playas andaluzas reciben a viajeros durante todo el año, no sólo en verano, y lo hacen porque además de su imponente luz ofrecen una variedad sin discusiones. Desde las singulares playas de Almería a las de arenas blancas de Cádiz y Huelva. Todas ellas suponen para los turistas un verdadero paraíso.

Cierto es que aquellos primeros viajeros contribuyeron a dibujar una Andalucía exótica y habitada por personajes que nada tienen que ver con la realidad de hoy. Recordamos por ejemplo la “galería” que describió el francés Gautier: desde bandoleros a misteriosas gitanas y toreros…

Una ‘mitología’ que ya se ha descartado. Hoy en día lo que más valoran los turistas españoles es “la alegría andaluza”. Ya lo confirmaban en una encuesta en la que Andalucía aparecía como el destino turístico más valorado por su hospitalidad y trato.

Y como otro de los reclamos más valiosos de Andalucía está su cultura. Tanto es así que uno de cada cuatro turistas que viajan a esta región lo hace guiado por su patrimonio, su oferta museística y sus eventos culturales.

La Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada y la Giralda de Sevilla son de sobra conocidas por el turismo de todo el mundo (esta región cuenta con seis bienes Patrimonio de la Humanidad), pero Andalucía tiene mucho más: museos como el Picasso de Málaga pueden presumir de atraer cada año a miles de turistas.

En este apartado es imposible olvidarse del flamenco. Sus fans más apasionados son los japoneses, los estadounidenses y los brasileños.
Por último, en el turismo andaluz cada vez tiene más peso la gastronomía. Cada año, unos 650.000 viajeros la eligen sólo para disfrutar de la riqueza culinaria de esta tierra.

La cocina andaluza, que posee productos autóctonos reconocidos a nivel mundial como el jamón, el aceite, las gambas y sus vinos, tiene además el valor de haber asimilado la huella de civilizaciones pasadas y haberlas sabido perpetuar a través del tiempo.

Platos como el salmorejo cordobés, la caldereta del Condado de Huelva, la cazuela de fideos a la malagueña, las espinacas jiennenses o la olla de San Antón granadina son sólo algunos ejemplos de la diversidad de sabores que se pueden degustar en Andalucía.

Todo ello unido, supone el mejor de los homenajes a una tierra que apetece visitar siempre, pero especialmente en el Día de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *