Los cementerios más bonitos de España

27 / 10 / 2016 Lo más nuestro

Los cementerios son, cada vez más, lugares para el recuerdo. En Seguros RGA recorremos algunos de los camposantos más curiosos de España, ya sea por su enclave, por sus esculturas funerarias o por su historia.

Es cierto que Halloween está calando cada vez más entre los jóvenes españoles en estas fechas, pero la fiesta del Día de Todos los Santos sigue teniendo a sus fieles en nuestro país gracias a una tradición que se remonta a la Iglesia primitiva. La historia cuenta que fue el Papa Bonifacio IV el que quiso conmemorar a todos los santos anónimos y desconocidos de la cristiandad. Hoy en día la costumbre de honrar a los difuntos el 1 de noviembre sigue muy presente en España y muchos otros países de mayoría católica en Suramérica como México, Colombia, Perú, Bolivia o Chile.

Si hay un lugar donde se concentran los actos de culto de este día es en los cementerios, una palabra que deriva del antiguo griego y que significa ‘lugar para dormir’. Desde hace tres años la revista Adiós Cultural dedica un concurso a votar los más bonitos de España, ya sea por su monumentalidad, por su historia o sus esculturas.

No resulta nada surrealista si tenemos en cuenta que los cementerios, más allá de la imagen que nos han transmitido las películas de terror, son lugares de paz y construidos con una delicadeza arquitectónica digna de los mejores espacios turísticos. Pensamos en el parisino Père Lachaise, que acoge las tumbas de Molière, Víctor Hugo o Jim Morrison, y el que dicen es el primer cementerio que se creó en medio de una ciudad.

Pero Adiós Cultural demuestra que este país no se queda atrás en cuanto a la belleza y a la sensibilidad estética de los camposantos. Recorremos los cementerios más bonitos de España en un paseo que invita a la admiración por la forma en la que sus creadores expresan el tránsito de la vida a la muerte con cada uno de los detalles: algunos lo hacen a través del vínculo con la naturaleza; otros con una arquitectura cargada de romanticismo y tantos otros otorgando a los gestos escultóricos el último halo de vida que roza lo divino.

Los cementerios más bonitos de España

No lo piensan sólo los españoles, personas del resto de Europa, de Japón, de Australia, de Emiratos Árabes o de Rusia han votado a los mejores cementerios en un concurso que además de divulgar estos curiosos parajes persigue crear la ruta de cementerios más completa de toda España.

cementerio-parque-de-la-paz-en-valencia

En la categoría de mejor cementerio ha resultado ganador el Parque de la Paz, en Valencia. Excepto la capilla, la sala de tanatorios y un área de servicios para las familias, poco más de este cementerio se parece al camposanto tradicional español ya que no hay nada más construido sobre nivel de suelo. Más bien se trata de un inmenso jardín de catorce hectáreas “compuesto por parcelas subterráneas identificadas por placas de mármol iguales entre sí”.

Sin salir de Valencia, otro cementerio, el de Aras de los Olmos ha merecido el premio a la mejor iniciativa medioambiental. Resulta que para reconstruir este viejo cementerio en desuso este municipio situado a 1.000 metros de altitud decidió contar con el asesoramiento del Jardín Botánico de Valencia y el resultado es una magnífica transformación en un jardín con vistas a la sierra de Javalambre y una valiosa colección de plantas medicinales autóctonas. Como describen los autores del proyecto, se trata de “un excelente homenaje a nuestros antepasados, ofreciendo un lugar de encuentro para los vecinos y un aula viva y didáctica para los más pequeños”.

cementerio-panteon-del-sel

Como mejor monumento, destaca el de Castro Urdiales, en Cantabria, por el Panteón Familia del Sel. Realizado en estilo modernista, este panteón del arquitecto castreño Leonardo Rucabado para la familia de su esposa y donde él mismo sería enterrado. “Con esta obra el arquitecto evocó el revivalismo egipcio, ampliamente difundido en la arquitectura funeraria de finales del siglo XIX y principios del XX”, con un diseño muy delicado gracias a los materiales que utilizó: mármol, bronce y piedra caliza de las canteras de Escobedo.

panteon-de-los-repatriados-de-cuba-que-nunca-se-hizo-revista-adios

En la categoría de mejor historia, Adiós Cultural premia al cementerio de Soldados en el olvido de Puerto Real, en Cádiz, donde hay enterrados combatientes de la Guerra de Cuba. Durante un lustro, “ni un monumento funerario ni una simple lápida o una breve inscripción fue emplazada en el lugar donde se dio sepultura a un centenar de anónimos soldados” que volvieron entre 1898 y 1899 a la bahía gaditana. Algunos años más tarde el clamor del vecindario de Puerto Real se hizo escuchar, exigiendo a su ayuntamiento la construcción sobre la fosa de los militares de un mausoleo que perpetuara su memoria. Sin embargo, más de un siglo después estos soldados que “fueron víctima de la enfermedad y la guerra” no han sido debidamente honrados con ningún mausoleo.

Aunque no estén en esta lista elaborada por la revista hay muchos otros cementerios que merecen la admiración de sus visitantes:

cementerio-de-montanchez-general-revista-adios

El cementerio de Montánchez, en Cáceres, posee varias cualidades que lo convierten en uno de los más bonitos y curiosos de toda España. Su situación en la ladera de un escarpado risco, el castillo de origen árabe que parece vigilarlo desde el lugar más alto, y la “necrópolis construida moldeando el granito que conforma la montaña” permite al visitante divisar unas impresionantes vistas.

cementerio_de_casabermeja-wikipedia

El cementerio de Casabermeja, en Málaga, construido en el siglo XVIII, es uno de los cementerios más curiosos de Andalucía por la forma de sus nichos en tres partes: abajo (puerta para depositar al difunto), medio (lápida) y arriba (frontal con adornos arquitectónicos), según describe la Junta de Andalucía, que lo declaró Monumento Histórico-Artístico.

El cementerio de La Carriona, en Avilés, fue inaugurado en 1890 y hoy es considerado un “auténtico museo al aire libre”. Este camposanto tiene casi 2.300 panteones y más de 90.000 sepulcros, pero por lo que destaca es por sus numerosos monumentos y esculturas con estilos tan diferentes como el neoclásico o el simbolismo. Como publicaba La Voz de Avilés, la estatua del ángel de la cripta de la marquesa de San Juan de Nieva ya mereció el año pasado el premio a la mejor escultura funeraria de toda España.

cementiri-de-turismevilafranca-com

El cementerio de Vilafranca del Penedès, en Barcelona, coincidió en su construcción con las corrientes románticas y aglutina todos los movimientos artísticos de finales del XIX y principios del XX. Desde la capilla del cementerio, de clara inspiración medievalista, a algunos panteones de influencia modernista.

Todos estos cementerios a lo largo de España tienen muchas virtudes que lo diferencian por su enclave, su arquitectura y su historia. Y, sin embargo, un simple vistazo a algunas de sus fotografías confirman algo en común: todos ellos son ese lugar de descanso que imaginaron los cristianos cuando cambiaron el término necrópolis (lugar de los muertos) por el de cementerio (lugar para dormir), que representaba mejor el tránsito que supone la muerte.

El día de Todos los Santos no sólo éstos sino otros muchos cementerios españoles se llenarán de personas para rezar oraciones y llevarles flores a sus difuntos. Una costumbre que a pesar del ambiente más festivo de Halloween no parece que vaya a desaparecer por mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *