Aceite de oliva, oro líquido protegido por el seguro

11 / 09 / 2018 Más que Agro

España atesora el mayor olivar del mundo, más de 300 millones de olivos que ocupan una superficie de 2.584.564 hectáreas. De su fruto se extrae el aceite de oliva, el oro líquido que contribuye a dinamizar la economía y el desarrollo del medio rural.

pac 2017 olivos istock

Andalucía es la comunidad que lidera la producción de aceite de oliva en España. Foto: iStock

El aceite de oliva es un producto arraigado a nuestra cultura alimentaria desde hace miles de años. El olivo llegó al sur de la península de la mano de los fenicios, hacia el siglo XI a.C., aunque fueron los romanos quienes extendieron el consumo del oro líquido, así llamado por el poeta Homero.

Muchos siglos después esta grasa vegetal se ha convertido en la base de la dieta mediterránea. España destaca por contar con el mayor olivar del mundo, el más extenso del planeta, con una superficie de casi 2,6 hectáreas y más de 260 variedades de aceitunas. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), más del 80% de la producción nacional tiene lugar en Andalucía, en especial en la provincia de Jaén, tierra de larga tradición olivarera.

Además, el mercado español ocupa una posición privilegiada como fuente de abastecimiento a nivel mundial con más del 43% de la producción global, lo que significa que casi una de cada dos botellas del mundo contiene aceite de oliva español. En las últimas campañas, las ventas medias de este producto se elevaron a 1.400.000 toneladas al año, de las cuales un 62% tuvieron como destino la exportación, de acuerdo a la información de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

Calidad, ante todo

La importancia del olivar no sólo radica, sin embargo, en sus cifras. Su valor también se pone de relieve por su gran aportación al patrimonio paisajístico y medioambiental, la cultura y las tradiciones, así como al desarrollo socioeconómico del medio rural.

España lleva años trabajando en un proceso de innovación del olivar con tecnología puntera. Esto permite obtener aceites de oliva de máxima calidad que se encuentran entre los mejores del mundo. De hecho, nuestro país cuenta con alrededor de 30 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) repartidas por toda la geografía nacional.

El aceite de oliva virgen extra es el producto que posee unas mejores características de sabor y aroma. Otros tipos son el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva, de calidad inferior, pero también con un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, fundamentales en una dieta sana.

Un sector dinámico

Para la economía española la industria del aceite de oliva es fundamental y uno de los sectores más dinámicos, ya que representa el 5% de las empresas agroalimentarias españolas y alrededor del 9% de las exportaciones de productos agroalimentarios.

En la actualidad existen en España 1.816 almazaras. Del total, 845 se ubican en Andalucía, lo que demuestra el liderazgo de esta comunidad, donde, a su vez, 328 están localizadas en Jaén y 184 en Córdoba. A continuación se sitúa Castilla-La Mancha, con 254; en tercer lugar Cataluña, con 196; y por último la Comunidad Valenciana, con 141.

Los tipos de fruto empleados son diversos, según la zona geográfica, y determinan su sabor y aroma. La más común es la picual, originaria de Jaén. Otras variedades son la hojiblanca y picuda (Córdoba y Málaga), la arbequina (Cataluña), la empeltre (Bajo Aragón) y la cornicabra, habitual en Castilla-La Mancha y Extremadura.

Propiedades beneficiosas del aceite de oliva

aceite de oliva ensalada seguros

El consumo de aceite de oliva virgen extra es especialmente beneficioso para la salud. Foto: iStock

Desde la primera gota el consumo de aceite de oliva, especialmente el virgen extra, es una fuente inagotable de beneficios para nuestra salud, algunos todavía por descubrir.

Algunos de sus componentes, como los polifenoles, los antioxidantes y la elevada composición en ácido oleico, explican su importancia a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes o la arterioesclerosis.  Sin embargo, aunque es la grasa más saludable, hay que tomarla con mesura. La recomendación oficial es de unos 40 ml de aceite de oliva virgen extra al día.

La gastronomía mediterránea se nutre de este oro líquido en prácticamente todos sus preparados. Fuera de la cocina, el aceite de oliva, gracias a su poder hidratante, es un aliado de la salud de la piel, el cabello y la uñas.

El seguro, el ingrediente más desconocido de la ensalada

El seguro ayuda a que el aceite de oliva llegue a nuestras mesas protegiendo toda la cadena agroalimentaria.

  • A través del seguro agrario, protege las producciones del olivar del daño que causan elementos naturales como la sequía, el pedrisco, los incendios forestales o contra plagas y enfermedades como la cochinilla, la mosca del olivo o la temida Xylella Fastidiosa, más conocido como el “ébola del olivo”.
  • Protege las almazaras e instalaciones donde se procesa y almacena el zumo de oliva que luego llegará a nuestras mesas, gracias al Seguro Multirriesgo Industrial, que garantiza la cobertura ante los daños ocasionados por rotura de depósitos, actos vandálicos o incendios.
  • El Seguro de Transportes también se encarga de proteger al aceite de oliva durante su traslado a los puntos de venta o almacenes de los supermercados. Ante riesgos como el robo de la mercancía o una avería del medio de transporte, el seguro actúa como garantía.
  • Y finalmente, en los propios supermercados y puntos de venta, el Seguro Multirriesgo de Comercio actúa ante robos, averías o incendios.

¿Entiendes ahora por qué decimos que el seguro es el ingrediente más desconocido de la ensalada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *